Cuando era pequeña tenía una caja donde guardaba los recuerdos de mis viajes con mi tía, luego tuve otra para los que hice con mi marido. Ahora los guardo aquí.

¡¡¡ NUEVO !!! REPETIMOS PATRITE - JIMENA

Arribes del Duero

Me está gustando a mi esto de salir a las 3, recoger a la gente y tirar p'arriba.
Ya en el coche, las cuatro emes mucho más que felices!!!!
Antes de la primera parada todas informadas. No, del viaje no, que eso ya se irá viendo, sino de las últimas novedades de nuestras vidas, es decir, cotilleo total.
Café, reencuentro con los amigos, reorganización de coches, un poquito de formalidad y continuando.
Tapitas y paseito por Salamanca de noche.
Cambio de dimensión al cruzar la puerta que une las catedrales,  visitar las capillas que rodean el claustro, tocar la cúpula gallonada desde el tejado... Ojalá pudiera cruzar la puerta del reloj,  perdiéndome en el tiempo.
Vamos a Ciudad Rodrigo a saludar a los Doce Apóstoles y después de comer iniciamos la ruta por los Arribes.

Viajamos de Sur a Norte y nuestra primera parada es en San Felices de los Gallegos.
La tarde está tan luminosa como verde la hierba y la temperatura es tan agradable como la compañia. Seguimos tranquilos a ver caer la tarde en el embalse de Saucelle y a nuestra casa en Aldeadavila de la Ribera.
Empezamos nuestro tercer día de viaje navegando por el río Duero, en las aguas internacionales que separan España y Portugal, entre grandes paredes de granito, cigüeñas negras, alimoches, águilas.... en un paisaje excepcional, envueltos en una confusión de reflejos.

Después de una relajada comida nos dirigimos al Pozo de los Humos, a través de un precioso camino cuajado de membrilleras y cerezos en flor, para ver un salto de agua natural muy, muy grande y para disfrutar del resto de la tarde envueltos en la selva de su ladera. Como cosa extraña recuerdo que Marisa le recomendó a Mamen, que es muy obediente, que se llevara el chaquetón pero no le hizo falta. Afortunadamente ese día nadie tuvo frío, ni siquiera yo.
Como nos entra la bulla, nos fuimos, casi de noche al mirador del Picón del Felipe, hombre enamorado donde los haya, que, según la leyenda, se suicidó por no poder visitar a su amada portuguesa, aunque otra versión indica que lo que quería era romper la piedra para poder cruzar el río para ir a visitarla. Quizás debería haber ido con los contrabandistas, precursores de la actual tirolina. Lástima de incomunicación que ha sufrido la zona durante tantos años, menos mal que ya es otra época!

La vuelta, de noche, con luna de lobos, bueno de loba, que yo vi una!!!! Y luego estaba en la cocina haciendo la cena. Después, no sé, que yo me retiraba a mis aposentos, pero algún ruido raro si que oía desde arriba!!!
Después de que Maite y Maria Luisa nos prepararan el desayuno, como todos los días, todo funcionaba perfectamente, así que nuestro cuarto día de viaje discurrió igual de bien que los anteriores, si el tiempo era bueno, la compañia era mejor y los lugares espectaculares (como diría Maribel).
La primera parada en Fermoselle, donde nuestro experto negociador nos realizó las gestiones pertinentes y sin saber cómo nos vimos visitadando unas bodegas antiquísimas dentro de la casa de uno de los vecinos del pueblo.
Y, de allí, a Portugal, a Miranda do Douro, a hacernos una foto con los mirandeses y a comer todo tipo de bacalao. Y a pasear por la ciudad, en especial por los jardines de la Catedral donde hay unos árboles maravillosos, especialmente la tilia, el almez y el árbol del amor.
Por la tarde, ya en España, hacemos un trocito del Gr 14 y luego nos vamos a la Ermita de la Virgen del Castillo en Fariza donde Emilio y Antonio posaron especialmente bien entre las piedras del mirador.
De vuelta a casa, pasamos por la espectacular Presa de Almendra, donde el tornasol del agua se diluye en jirones rojos y grises, sombras y luces de los últimos rayos de sol.
A casa ya que se hace tarde para cenar y hoy tenemos cocinero de lujo!!! (Manolo)
Por la noche, se siguen oyendo golpecitos....
Penúltimo día: el grupo se divide, la intelectualidad se dirige a la ciudad, Zamora, y se dedica a la contemplación de monumentos y a la visita a exposiciones; las cabras, al monte. Algunos se quedaron con el corazón partío!!!!
Yo explico lo que vi: Cascada maravillosa en el Pozo Airón, donde puedes situarte detrás del agua. Almuerzo en el mirador de la Ermita de Pereña, comtemplando los alimoches en pleno vuelo y paseo por Rupurupay y camino del cabrero por las laderas frondosas de los arribes, llenas de orquídeas silvestres y muchas más flores.

Esta noche improvisamos en la cocina mientras esperamos a nuestros amigos y nos comimos el resto (menos las anchoas que las tengo yo)
Y a la cama, y más golpecitos!!!!
Ay, que pena, que nos vamos ya!!!
A recoger y pa casa. Parada intermedia para reorganizar los coches y cada mochuelo a su olivo. 
A punto estuvimos unas cuantas de darnos la vuelta desde Sevilla, entre otras cosas porque no nos había dado tiempo todavía a terminar de escuchar los dos cds de Zenet.

Pd: Ah, ya se que eran los golpecitos... Pedazo de partidas de dados que se echaban los "barones"!!!!



2 comentarios:

fjch dijo...

He leido los comentarios y la descripcion de lo acontecido y no se como no nos cruzamos por esos caminos, me imaginaba que estaba en cada edificio, sendero, pantano he incluso me moje cuando iba en la barca.

Felicidades por el viaje, por lo que he podido ver en las fotos, ha sido magnifico.

Saludos.

Mari Feli dijo...

Paco, al próximo te aviso y os venis con nosotros!
Te llamo pronto pa buscar el arco. Besos

Creative Commons LicenseBased on a work at concafeenlacama.blogspot.com.Free counter and web stats